El viento

miércoles, 24 de febrero de 2010

viento

…En su travesía llevaba consigo objetos que eran o parecían al menos ser débiles, conocía en su viaje a miles de personas, regalándoles una caricia en el rostro o un fresco abrazo según fuera el caso. A su paso dejaba siempre las cosas fuera de lugar, revueltas y desordenas, sobre todo aquellas que se encontraban indefensas y que a veces sin fuerza yacían en la intemperie.

Pero no podía ser tan malo, pues aunque también se robaba las palabras, no tenía interés en arrancar recuerdos, recuerdos que encendidos regresaban el tiempo para vivir una vez más esas historias que fueron y volvían a ser increíbles…

2 Calcomanías:

Nicole..♥ dijo...

Me encanto esta entrada, muy profundo y hermoso, es cierto no podria llevarse esos recuerdos :)

Bss; Nicole

Alice dijo...

Preciosa la entrada! Perdona por no comentar de seguido, pero es que ahora me toca compartir computadora!

La memoria es traicionera, pero los recuerdos se quedan grabados a fuego en nosotros...

Además, el viento se puede llevar las palabras, pero no los recuerdos!

Hermosa entrada, un beso!