Adentro

martes, 23 de febrero de 2010

 

paz_interior Un minuto mirando a cualquier lugar, viendo el mundo ir y regresar, sintiendo el correr incesante del tiempo y omitiendo el inevitable cambio de las cosas alrededor. Por otro lado y con un enfoque diferente, miraba como  llovían montones de ilusiones que suspendían por intervalos casi infinitos el tiempo.

Y es que afuera nada importaba, más sin embargo dentro de mí y no tan profundo, los sueños no eran sueños, eran todos… una realidad.

2 Calcomanías:

PeQue..* dijo...

Si los sueños no eran sueños sino realidad.. debía ser idónea. Ojalá todos mis sueños fueran realidad :)

Ly ' dijo...

Muchas gracias por seguirme.!!:)
te sigo yo tambien, me gusta como escribes, me acabas de enganchar.!!