Problemas (Primera Parte)

domingo, 11 de abril de 2010

Cuando pequeños, si perdíamos el oso de peluche o queríamos el biberón, era tal nuestra desesperación que llorábamos y gritábamos hasta que alguien nos ayudara.

¡Qué problema!

Aún de niños todo era felicidad al jugar con la pelota, hasta que ésta llegaba a perderse o quedar inservible.

¡Qué problema!

Llega la adolescencia y con ella mil preguntas ¿quién soy?, ¿por qué nací aquí?, ¿qué será de mi futuro?, ¿por qué soy yo y no soy otra persona? Tratar de averiguar la respuesta…

¡Qué problema!

La escuela, las materias por los suelos. Además nos enamoramos, no se sabe qué hacer, que decir, ni cómo actuar.

¡Qué problema!

Pasan los años, como profesionista se tiene un trabajo que no paga lo justo. El haber estudiado toda una vida parece inconforme con lo que se recibe ¡No es posible! La vida independiente reclama la felicidad como cuando se era adolescente; entonces no había preocupaciones, ni tantas responsabilidades. Había casa, comida, y ropa.

¡Qué problema!

Ahora una familia, no resulta fácil y para colmo problemas en casa. Antes se construían castillos en el aire, se soñaba con ser millonario y famoso y el mundo estaba a nuestra merced.

¡Qué problema!

Los años pasan y dejan huella en nuestro rostro ¡Qué suerte poder gozar de salud! Si la tuviéramos seríamos las personas más felices del mundo, haríamos tantas cosas que a esta edad es imposible.

¡Qué problema!

¿Qué pasa ahora? ¡No se sabe donde está! Hace tiempo que morimos, pero, en realidad seguimos existiendo… tarde nos dimos cuenta de que la vida era más sencilla de lo que parecía, quejándonos de todo, sintiendo que todo era un problema.


Nos impusimos el peor castigo que se podía imponer el ser humano:

NO DISFRUTAR DE LA VIDA

Nunca supimos que en realidad no existen los problemas. Nosotros los creamos cuando no vivimos intensamente cada momento y aprovechamos cada día para ser más feliz con lo que ya tenemos.


El no darnos cuenta de esto, ¡Qué problema!



6 Calcomanías:

Lucy in the sky with diamonds- dijo...

GENIAL esto qe escribiste.
Me encanta leer cosas así qe me abran la cabeza. Creo qe el Carpe Diem i el ser feliz, es el propósito de todos; pero a veces cuesta tanto tenerlo presente!
MUI buena entrada :). Qe seas feliz, nos leemos ^^.

La chica de las historias dijo...

Tienes razón. Ojalá nos preocupáramos más por vivir la vida y empleáramos en ello el tiempo que gastamos buscando problemas.

WINKY dijo...

muy lindo lo que escribiste en algo tens razoin, hay que disfrutar la vida cada minuto.

Alice dijo...

Hay tanta verdad junta que hasta duele! Mi adolescencia está quedando atrás, se supone que estoy entrando en la mejor época de mi vida y si te soy sincera... esto está siendo un poco basura!

Y ahora después de tu texto qué? Ahora a tratar de montar los pedazos del puzzle y volver a cargar las pilas...!

Disfruta de la adolescencia Michel, tú que puedes!

Lo'ps adiction. dijo...

Siempre que los problemas no son realmente problemas, son obstaculos que nos ponen aprueba en cada momento de nuestra vida, que nos hacen alcanzar un nuevo nivel.
Un besito!

Gabby dijo...

Una gran verdad desde luego ^^
Tienes nueva seguidora =)